Selección

Gol de Bolatti, clasificación y la explosión de Maradona

Hace 11 años, Argentina lograba entrar al Mundial de Sudáfrica 2010 en la última fecha de las Eliminatorias tras ganarle 1-0 a Uruguay, con un gol del cordobés. Fue la noche en que Diego estalló con exabruptos para la prensa.

Por Federico Del Río

Diego Maradona explotó tras la clasificación de la Argentina al Mundial de Sudáfrica.(Fotobaires)

Diego Maradona explotó tras la clasificación de la Argentina al Mundial de Sudáfrica. | Fotobaires

Bastante turbulento fue el camino de Argentina durante las Eliminatorias para llegar a Sudáfrica 2010. Arrancó con Alfio Basile en el banco, quien pegó el portazo a mitad de camino y presentó la renuncia al notar que el grupo de jugadores ya no le respondía. Ahí fue cuando apareció Diego Maradona para hacerse cargo de la Selección, pero la combinación de un 10 en el banco y otro 10 (Messi) en la cancha no fue satisfacción garantizada. Por más nombres que se acumularan, el equipo no encontraba una línea de juego y avanzaba como podía.

Así fue como llegó a la última fecha con la necesidad de ganarle a Uruguay en el Centenario si quería asegurarse su clasificación al Mundial. Una derrota en Paraguay había dejado a la Selección en el quinto lugar (el del repechaje) cuando faltaba la última doble jornada. Y fue ahí cuando llegó el triunfo ante Perú con el agónico gol de Martín Palermo bajo la lluvia en el Monumental que le dio un poco de aire antes de viajar a Montevideo. Si Chile, dirigida por Marcelo Bielsa y ya clasificaba, daba una mano en su partido ante Ecuador hasta el empate podía significar el pasaje a Sudáfrica para Argentina.

Sergio Romero; Nicolás Otamendi, Rolando Schiavi, Martín Demichelis, Gabriel Heinze; Jonás Gutiérrez, Juan Sebastián Verón, Javier Mascherano, Angel Di María; Gonzalo Higuaín y Lionel Messi fueron los 11 elegidos para Maradona aquella noche del 14 de octubre de 2009. El partido fue a puro sufrimiento y la mayor calma la trajo justamente el gol de Chile cuando Argentina y Uruguay todavía empataban 0-0. Los charrúas estaban obligados a ganar si querían quedarse con el pasaje directo y mandar al equipo de Maradona al repechaje.

Mientras el Maestro Tabárez metía cambios ofensivos para buscar el gol que quebrara el empate, Maradona elegía el camino contrario, el de cuidar el cero. Así fue como faltando 15 minutos para el final del partido puso a Fabián Monzón (lateral izquierdo) por Di María y cinco minutos después mandó a la cancha a Mario Bolatti y sacó a Higuaín. Y enseguida el cordobés le dio la mayor alegría a Diego: el volante pescó un rebote dentro del área luego de un tiro libre y convirtió el que sería el gol del triunfo argentino.

Con la clasificación asegurada, Maradona estalló de felicidad y lágrimas, y también destiló bronca y furia contenida. En la cancha, terminó abrazado a Carlos Bilardo, por entonces director general de las selecciones y con quien ya había tenido sus desencuentros. Y en la conferencia de prensa se descargó contra los periodistas. "A los que no creyeron en mí, con perdón de las damas, que la chupen", fue uno de los exabruptos de Diego. "Para los que no creyeron en la Selección, a los que me trataron a mí como una basura, hoy estamos adentro. Sin ayuda de nadie, con todos los honores", siguió el DT en la noche que patentó “la tenés adentro” al responderle a Juan Carlos Pasman.

Comentarios