Opinión

La vuelta del Kun debe ser ahora

Agüero y el Rojo merecen compartir una muy buena historia. Podría ser a partir del 30 de junio, pero el jugador prefiere seguir en Europa. Y se equivoca. Tras el Mundial de Qatar, tal vez sea tarde. Si espera el momento ideal, seguro que no lo encontrará pronto. Sólo está obligado a no ilusionar al hincha en vano.

Por Quique Gastañaga

Kun Agüero, ex delantero de Independiente(Fotobaires)

Kun Agüero, ex delantero de Independiente | Fotobaires

Ya le hizo saber Sergio Agüero a Hugo Moyano que hasta después del Mundial de Qatar no evaluará su regreso a Independiente. Es una pena. Y también es un error. Se equivoca el fantástico goleador. Si pretende ponerse otra vez su primera camiseta con intenciones de protagonizar de verdad, la vuelta del Kun al Rojo debe ser ahora.

Nadie puede adueñarse de las decisiones de Agüero, por supuesto. El 30 de junio se acabará su historia mágica en el Manchester City. Como corresponde, resolverá él dónde continuar. Eso no se discute. De todos modos, sí vale el análisis de diversos escenarios que podría llegar a transitar... 

Si Agüero vuelve después del Mundial, ya tendrá 34 años y seis meses. Habrá que ver cómo se encuentra físicamente para soportar un fútbol argentino cada vez menos bello, pero cada vez más intenso y justamente físico.

Si la preocupación de Agüero es desembarcar pleno en el Mundial, también podría hacerlo jugando en Independiente, donde se aseguraría continuidad. Nadie duda de las condiciones del Kun, pero si aterriza en un gigante de Europa la pelea por el puesto no le será sencilla. De hecho, el último tiempo en el City, por distintas razones, no pudo jugar seguido.

Si el Kun no quiere volver ahora al Rojo por temor a ser utilizado como instrumento político sabiendo que habrá elecciones en diciembre de este año, tampoco debería preocuparse. Lo resolvería simplemente con una frase pública contundente que incluya un mensaje claro. “Vuelvo porque quiero, no por ningún dirigente. La política del club no me interesa”, podría decir, por ejemplo. Y así ningún candidato tendría espacio para adjudicarse su retorno.

Si Agüero aguarda que Independiente estacione en un momento deportivo, económico y político ideal, nunca regresará. Al menos en el corto tiempo.

Si Agüero espera una Argentina sin inseguridad y de economía sólida, nunca regresará. Al menos en el corto tiempo. 
Esa palabra de seis letras, "tiempo”, es la que justamente debiera considerar. El Kun cumplirá 33 años el 2 de junio. Justo a mitad de camino entre los 31 que tenía Juan Sebastián Verón cuando volvió a Estudiantes y los 35 de Diego Milito cuando retornó a Racing. Si regresa tras el Mundial, el goleador sensacional ya estará camino a los 35. ¿Cómo se encontrarán el Rojo y Agüero a principios de 2023? Tal vez sea demasiado tarde.

El Kun tiene posibilidades cautivantes en Europa. Media decena de gigantes lo merodean. ¿Necesita más después de cinco años en el Atlético de Madrid y diez en el Manchester City, club en el que supo transformarse en leyenda? 

Ahora, junio, sería el instante oportuno para la vuelta de Agüero a Independiente. Provocaría una revolución roja en todos los sentidos. Se reencontraría con Julio Falcioni, el DT que lo afirmó en Primera con 15 años. Sería el mejor espejo para Alan Velasco, el talento de 18 que viene asomando. ¡Qué linda sociedad podrían armar!

Tendría seis meses para readaptarse al fútbol argentino y en 2022, con nuevas autoridades, se transformaría en el principal disparador de la reconstrucción de Independiente. ¿Suena demasiado romántico? Cada uno que lo mire y lo sienta como quiera. Lo claro es que Independiente y Agüero merecen escribir juntos otra historia inolvidable. No tiene ninguna obligación de regresar el Kun, por supuesto. Eso sí, no debe ilusionar en vano al hincha que lo adora. 

Comentarios