Opinión

Casi ningún titular de Boca jugaría en River

Comparando actualidades de unos y otros, apenas Izquierdoz, Cardona y Tevez se meterían en la formación inicial de Gallardo. Encima los tres cargan con algún malestar físico... El juego del espejo, además, deriva en un equipo Superclásico ideal con amplia mayoría de millonarios.

Por Quique Gastañaga

Se viene un nuevo Superclásico(Fotobaires)

Se viene un nuevo Superclásico | Fotobaires

Tan grande resulta el Superclásico que no sólo es un formidable disparador de sensaciones y de expectativas. Se juega desde mucho antes y de distintas maneras. También invita a comparar y a imaginar diversas posibilidades. Por ejemplo, ¿qué haría Marcelo Gallardo si le permitieran escoger a jugadores de Boca para integrar la formación principal de su River? ¿A quién elegiría de aquellos que suelen aparecer de arranque en el máximo rival futbolero? Poniendo en el espejo a unos con otros, serían muy pocos los que pediría el Muñeco. Es que hoy casi ningún titular de Boca jugaría en River.

Es real que se trata en cierto modo de una injusticia porque por estos días es mucho más fácil para cualquier futbolista exhibir su mejor versión en un River consolidado desde hace tiempo, sin mochilas que pesan toneladas como las que carga Boca desde aquella final perdida en Madrid. Sin embargo, consiste apenas en un juego. Y como se viene el Superclásico, vale jugarlo.
Aunque Armani no goza la regularidad de otros momentos, seguro que Gallardo le respetaría la titularidad y no optaría por Andrada, quien aún debe respuestas potentes en los partidos más grandes.

Como vienen jugando con esquemas diferentes y como es inevitable la elección de un esqueleto táctico para decidir, los jugadores de campo se distribuirían con cuatro defensores, cuatro mediocampistas y dos delanteros, el clásico dibujo que suele utilizar Boca. 
Comparando defensas, sin dudas el Muñeco le respetaría el lugar a Casco antes que a un Capaldo improvisado como lateral derecho. A Paulo Díaz no lo movería de ningún modo: el chileno viene levantando en cada uno de los aspectos del juego y se muestra cada vez más sólido. No pasa lo mismo con Robert Rojas. Entonces, en la dupla central de Boca hallaría el DT de River una solución: Carlos Izquierdoz. No desentonaría Lisandro López, pero tampoco como para desalojar de su sitio a Paulo Díaz. Además, Licha hoy por hoy no es titular indiscutido para Miguel Russo. Y el peruano Carlos Zambrano no atraviesa una actualidad como para hacer dudar a Gallardo. ¿El lateral izquierdo? Fabrizio Angileri otorga más garantías que Frank Fabra.

Burlando el clásico armado de atrás hacia delante pregonado por la mayoría de los técnicos, también es contundente el “triunfo” de River en el ataque. Ahí Matías Suárez y Rafael Santos Borré ofrecen un combo mucho más completo que Sebastián Villa y Carlos Tevez. 
Ya en la zona medular, en el mediocampo, Enzo Pérez no se discute. Está muy por encima de Jorman Campuzano. Más allá de sus últimos tres goles, pierde Gonzalo Maroni claramente el mano a mano con Nicolás De la Cruz. 

¿Edwin Cardona, con su talento y estos días de goles y asistencias dulces, pero con su ritmo cansino, sería arrebatado por Gallardo para su River dinámico, intenso, veloz? Mmmmm. Tal vez sí. Sería una buena opción para esos dos sitios aún vacantes. ¿Sería el hombre para compensar el hueco vacío ante el salto de los cinco a los cuatro defensores y lo juntaría con Carrascal? ¿O lo sacaría a Carrascal, de realidad demasiado irregular? Aquí también existe otra variante con tono de interrogante: ¿pediría Gallardo una excepción en el juego para rescatar del grupo de delanteros de Boca a Tevez y aprovechar la sabiduría de Carlitos un poco más atrás? ¿En qué rol trataría de exprimir al Apache? 

Ahora bien, otro detalle que no sería menor en el instante de esa elección imaginaria: sabiendo que Izquierdoz, Cardona y Tevez cargan con distintas molestias físicas, ¿el Muñeco igual los capturaría para su River? Gallardo sabrá…

Al cabo, pasando en limpio, este juego caprichoso deriva en el equipo ideal del Superclásico: Armani; Casco, Paulo Díaz, Izquierdoz, Angileri; Enzo Pérez; De la Cruz, Carrascal o Tevez, Cardona; Suárez y Borré. El lugar inicial de Cardona dependería de la resolución de la única duda: arrancaría por el medio si juega Carrascal y por la izquierda si juega Tevez. Después, claro, ese jugador 11 que tal vez desequilibra la formación podría disparar otra decisión de Gallardo: ¿Bruno Zuculini en lugar de Carrascal o Tevez?… Sin embargo, la lectura de fondo no se alteraría: casi ningún titular de Boca jugaría en River.  

Comentarios