Nacional

Los 300 partidos de Romagnoli en San Lorenzo

Hace siete años, el Pipi fue homenajeado por llegar a esa cantidad de encuentros con la camiseta del Ciclón. Por suerte, hubo más: todavía le faltaba ganar la Copa Libertadores en 2014.

Por Federico Del Río

En 2013, Romagnoli alcanzaba los 300 partidos con San Lorenzo(Fotobaires)

En 2013, Romagnoli alcanzaba los 300 partidos con San Lorenzo | Fotobaires

El 2013 no había sido un año fácil para Leandro Romagnoli. Después del esfuerzo y sufrimiento del 2012 en el que San Lorenzo tuvo que jugar la Promoción para no descender, arrancó el año recuperándose de una de las tantas lesiones que le complicaron sus días en las canchas. En abril se produjo el regreso y otra de las innumerables ovaciones que le dedicaron los hinchas del Ciclón a lo largo de su carrera. Pero llegó octubre y ligó otra piña: se la dio Arsenal, en la final de la Copa Argentina. Golpeado, Pipi les pidió perdón a los fanáticos que apenas un mes después, el 16 de noviembre, volvieron a quedarse con las manos rojas ante tanto aplauso para celebrar que el ídolo cumplía 300 partidos vistiendo la camiseta azulgrana.

Fue un sábado por la noche, en el Nuevo Gasómetro, cuando Romagnoli recibió de manos de Matías Lammens y Bernardo Romeo, presidente y mánager por entonces, un cuadro con la camiseta y el número 300 enmarcado. Los hinchas que estaban en la Platea Sur formaron un mosaico con esa cifra también. San Lorenzo le ganó a Belgrano por 4-2 y ése triunfo fue el que sirvió para sacarle la punta a Newell’s faltando tres fechas para el final del Torneo Inicial. Emmanuel Más (2m.PT), Ángel Correa, Ignacio Piatti (de penal) y Mauro Cetto hicieron los goles del equipo de Juan Antonio Pizzi, que un mes más tarde terminaría festejando en la cancha de Vélez el título que se le negó en la Copa Argentina.

Para el Pipi, ésa fue su cuarta vuelta olímpica con San Lorenzo, alcanzando a Victorio Cocco, Agustín Irusta, Roberto Telch y Sergio Villar en el top de los futbolistas profesionales con más títulos en el Ciclón. Ya se había dado el gusto de ser campeón en el Torneo Clausura 2001, la Copa Mercosur 2001 y la Copa Sudamericana 2002. Pero, claro, todavía faltaba mucho más. Y muy importante. Porque la carrera de Romagnoli arrancó en 1998 y se extendió hasta durante dos décadas. Y en el camino posterior a los 300 partidos, hubo más festejos.

Su debut fue el 13 de diciembre de 1998, cuando Oscar Ruggeri lo puso con 17 años en un clásico frente a Racing. Pipi fue una de las figuras del aquel recordado equipo de Manuel Pellegrini. En 2004 emigró a México (jugó en Veracruz), luego dejó su marca en Sporting Lisboa y en 2009 pegó la vuelta a San Lorenzo para seguir alimentando su idolatría. En esa segunda etapa, festejó en el Torneo Inicial 2013 y en la Supercopa Argentina 2015, pero el gran título que lo marcó para siempre fue la Libertadores 2014. La que Copa que tanto esperó él y todos los hinchas.

En total fueron 376 partidos con la camiseta azulgrana. Quedó tercero entre los de más presencias en el club (sólo Villar y Telch jugaron más que el Pipi) y es el futbolista con más títulos en la historia de San Lorenzo. Las pasó todas en Boedo. Alegrías, tristezas, sufrimiento, dolor... Hasta se arrepintió de firmar un precontrato con el Bahía de Brasil que logró romper después de ganar la Libertadores para seguir en el Ciclón hasta su último día como futbolista. Y, claro, un ídolo nunca se va y por eso se retiró y siguió trabajando como manager del club.

Comentarios