Internacional

Pratto y su gol a Boca sacando del medio

La primera final de la Libertadores 2018 entre River y Boca cumple dos años. Un partido que también se suspendió y que estuvo lleno de emociones, pero que quedó marcado por el tanto que metió el Oso

Por Federico Del Río

Evidentemente fue una final predestinada a las suspensiones. Porque aquella Copa Libertadores 2018 se definió entre River y Boca, inéditamente, en Madrid por el ataque al micro visitante cuando llegaba al Monumental para disputar la revancha. Pero en la ida también hubo que posponer la fecha de ese encuentro. Se iba a jugar el sábado 10 de noviembre, un día en que la lluvia torrencial nunca cesó y el partido no pudo disputarse. El árbitro chileno Roberto Tobar salió al campo de juego y comprobó lo que estaba a la vista de todos: era imposible que la pelota ruede.

Y aunque en principio se dudaba de que se pudiera jugar al día siguiente porque el pronóstico señalaba que continuaría la tormenta, finalmente sí el 11 de noviembre hubo fútbol. Y fue un partidazo. Emocionante desde el pitazo inicial hasta el último minuto. Tan ideal para ser un hincha neutral y disfrutarlo, como no apto para los corazones de los de Boca y River. El equipo de Guillermo Barros Schelotto estuvo dos veces arriba, pero el de Gallardo lo igualó. Pudo ser para los xeneizes sobre la hora, pero Armani tuvo una intervención salvadora.

Pero, sin dudas, el momento más recordado de aquella primera final es el que se vino después del festejo del 1-0 de Boca. Ramón Abila había sacado un derechazo que el arquero de River no pudo contener y en el rebote, de zurda, Wanchope lo fusiló otra vez. La Bombonera explotaba en ese rugido de gol que lo ponía en ventaja en la final más esperada de la historia. Sin embargo, duró un suspiro. Borré sacó del medio, la tocó hacia atrás para Gonzalo Martínez, quien apenas cruzó la línea central tiró un pase al vacío. Pratto le ganó en la corrida a Izquierdoz, definió cruzado y puso el 1-1 en una jugada que duró 10 segundos.

En el momento no me di cuenta que hice un gol sacando del medio. Entre final y final, que pasó un montón de tiempo, tampoco le presté mucha atención. Estábamos muy enfocados en que se juegue la revancha. Después de la final en Madrid, ahí ya todos te lo recuerdan”, contó el propio Pratto tiempo después. “Me cruzo con hinchas en la calle que me dicen ‘¿Cómo le vas a hacer un gol sacando del medio?’ y con el tiempo te vas dando cuenta de lo que hiciste. Sé que fue importantísimo”, agregó en una entrevista en el canal de YouTube del periodista Federico Bulos.

A pesar del golpe, Boca logró recuperarse rápido y en tiempo adicional, justo antes del entretiempo, Benedetto peinó un bochazo frontal al área de River para poner el 2-1. Pero a los 15 minutos del segundo tiempo, también cayó un centro a la misma área y ahí falló Izquierdoz, quien marcaba a Pratto: el defensor peinó la pelota y convirtió en contra de su arco. Fue el 2-2 que en la última jugada del partido pudo quebrarse a favor de Boca, pero Armani tuvo una atajada que valió tanto como un gol. Tevez se escapó (Maidana le tiró una patada que era para roja si lo golpeaba) y dejó solo a Benedetto frente al arquero, que se estiró al máximo para tapar el remate con la pierna izquierda.

Fue un 2-2 inolvidable. Con miles de condimentos. Pero uno único y especial que es el más recordado por los hinchas de River en estos dos años. El famoso gol de Pratto sacando del medio.

Comentarios