Internacional

La atleta argentina que cumplió cuatro cuarentenas desde Wuhan a Buenos Aires

María Andrea An, campeona nacional de patinaje sobre hielo, viajó junto con su novio Germán a la cuna del coronavirus y en su vuelta a la Argentina estuvo aislada en aquella ciudad china, Kiev, Madrid y en la capital argentina

Por Fernando Czyz

María Andrea An, campeona nacional de patinaje sobre hielo, fue la protagonista junto a su novio Germán de una película que incluye más de 60 días de cuarentena en su viaje desde Wuhan, donde nació la pandemia del coronavirus, hasta Buenos Aires.

Hay que quedarse en casa”, es la frase que repiten desde que vinieron y que pretendieron popularizar desde su regreso y que repitieron más de seis veces en la nota realizada a DeporTV.

Hay que quedarse en casa

En un viaje organizado para visitar a sus papás, María y Germán quedaron ya en cuarentena a su desembarco en Wuhan porque coincidió con el momento en que se extremaron las medidas de precaución para impedir la expansión del coronavirus y obligaron a la pareja a no moverse del hogar.

La salida de Wuhan fue en un avión que hizo escala en Kiev y había sido dispuesto por el Gobierno de Ucrania para sacar de esta ciudad china a sus compatriotas. Luego de una gran odisea para llegar al aeropuerto y viajar hacia el centro médico que disputo la guardia nacional ucraniana en Novye Sanzharie, a 350 kilómetros de la capital y donde comenzaron su segunda cuarentena.

Luego de cumplir con esta segunda reclusión ambos argentinos participaron de un acto que contó con la presencia del Presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski, y donde la ministra de salud les entregó un acta oficial con el alta médica.

Después llegó el viaje con destino a Buenos Aires y escala en el aeropuerto de Madrid para desembarcar en aquí el 7 de marzo y cumplir con la última cuarentena de 14 días dispuesta por el Gobierno argentino.

El final de esta película es conocido porque luego llegaron las medidas de aislamiento obligatorio pero estos nuevos días de cuarentena ya fueron luego de un largo camino a casa. Un viaje proyectado durante un año que se transformó en una odisea.

Comentarios